Cómo crear un modelo de elevaciones (MDE).

Cómo crear un modelo de elevaciones (MDE).

Los modelos de elevaciones de tipo raster es el método más habitual para tratar con elevaciones. La calidad del mismo depende del uso que le vayamos a dar, así pues habrá que considerar la resolución adecuada para los análisis, que la superficie sea estadísticamente precisa y que sea suave y estéticamente agradable.

Las ventajas que ofrece un MDE, es que se pueden derivar diferentes tipos de mapas, como de pendiente, de aspecto, curvatura del terreno, mapas de visibilidad, de movimiento, recorrido óptimo, así como también modelos hidrológicos y cuencas fluviales y modelos tafonómicos como la pérdida del suelo y de movimiento sedimentario.

Mapa de pendientes.

Para conocer un poco la calidad de los datos sería conveniente conocer la precisión y estructura de los datos originales así como los métodos de interpolación. En los proyectos de escasa envergadura sería incluso aconsejable reunir los datos de manera manual, puesto que tenemos mayor precisión y calidad. No obstante, para grandes proyectos podemos obtener estos MDE’s por dos vías, por un lado, las fuentes satelitales o aéreas que pueden llegar a tener una precisión de hasta 5m por celda, como es el caso del CNIG. No obstante, cuando descarguemos MDE’s de organismos gubernamentales debemos de ir con cuidado ya que la interpolación se pudo realizar con curvas de nivel digitalizadas y luego interpoladas.

¿Por qué deberíamos ir con cuidado con MDE realizados a través de curvas de nivel? Porque es complicado establecer la fidelidad de los datos, serán más exactas si se han extraído por análisis fotogramétrico y lo serán menos si se han obtenido a través de puntos altimétricos interpolados. Si al final optamos por usar curvas de nivel para el modelado altimétrico, podemos actuar de dos maneras:

  • Rasterizamos las curvas de nivel y luego interpolamos con cualquier método.
  • Extraemos los vértices de las polilíneas y los usamos como nodos. (Hay que tener cuidado con este método porque si usamos métodos de interpolación como el IDW o el Splines podría generar importantes errores, puesto que precisan de distribuciones de puntos más equitativas que las resultantes de las curvas de nivel).

Sin embargo podemos usar algún método de control de calidad de datos, estos pueden ir desde vigilar que las elevaciones pronosticadas coincidan con las originales, que las elevaciones predichas tengan un valor entre ambas curvas conocidas, que las elevaciones varíen linealmente entre las curvas que las acotan, que las áreas acotadas por un solo intervalo sean realistas, y que las áreas malinterpretadas no exceda del 0’1-0’2%.

Podemos usar otros métodos, como por ejemplo comparar la superficie resultante con un archivo de curvas de nivel cuyo intervalo entre isolíneas sea la mitad de lo que hemos usado en  nuestro MDE y compararlo. Otro método podría ser ver que mapa de pendientes nos sale, ya que un MDE mal interpolado puede presentar pendientes abruptas y mesetas atigradas.

Aquí os dejo un enlace de un minitutorial de cómo hacer un MDE con gvSIG. Minitutorial.

Os dejo también un caso de aplicación de los MDE en el estudio de yacimientos calcolíticos de la campiña cordobesa. Enlace.

Espero que haya resultado de utilidad este post, y ya sabéis, si lo habéis encontrado interesante compartid.

 

Deja un comentario