Particionado y puntos de Montaje

particionado-manual-de-disco-ubuntu-natty-narwhal-006Las particiones en Linux no son como en Windows, aquí, las particiones se montan en el sistema de árbol como una carpeta más, osea, si yo por ejemplo quiero “ver” (montar) mi partición Windows en Linux, lo puedo hacer en cualquier lado, por ej. /Windows de modo que todo el árbol que veremos cuando entremos a nuestro disco en Windows, estaría dentro de la carpeta /Windows en Linux. Siendo la carpeta donde se aloje Windows el punto de montaje.

El tener varias particiones ayuda a que cualquier problema no destruya todo nuestro sistema y a una mejor gestión del espacio y la seguridad, ya que si yo por ej. quiero tener un lugar donde guardar mis archivos (/home/usuario) pero que sea independiente de todos los archivos de sistema (/) y a la vez, quiero tener todo esto separado de la carpeta donde están los archivos necesarios para hacer arrancar los sistemas operativos (/boot) entonces debo crear tres particiones y nombrarlas “/”, “/home”, “/boot”.

Además debería crear la partición SWAP, que servirá de memoria virtual cuando se agote la memoria RAM del sistema, esta partición es muy importante en Linux, ya que influye mucho en el rendimiento del sistema si uno corre aplicaciones grandes (juegos, servidores de red/web, base de datos).

A diferencia de la de Windows que es una memoria que comparte el mismo espacio que el sistema haciendo interrupciones al acceder a esta, esta partición puede ser creada en cualquier disco rígido, y puede servir para todos los Linux (distintas distribuciones por ej.) que tengamos en el sistema, además si se la tiene en un disco (físico) distinto de en el que se encuentra “/”, mejora el rendimiento en un cierto porcentaje ya que puede acceder a ambos a la vez y no tiene que esperar a que se libere la interrupción. En definitiva estaría creando 4 particiones, ¿como sé cuanto espacio tengo que darle a cada una?

  • En equipos con memoria RAM de hasta 1 Giga debería ser igual de grande la SWAP que la RAM. Entre 2 y 4 Gigas, debería ser la SWAP la mitad de grande que la RAM. Con más de 4 Gigas no se debería sobrepasar los 2 Gigas de SWAP como mucho.
  • El directorio /home debe tener el espacio que tú creas que vas a necesitar, aquí es donde guardarás todos tus archivos, como música, documentos, archivos de internet o cualquier cosa que quieras tener.
  • La / (o raíz) va a depender de los paquetes “base” de tu distribución, por lo general se recomienda un mínimo de 20 Gb ya que esto dependerá de la cantidad de paquetes que vayamos a instalar en nuestro sistema operativo.
  • /boot: aquí van a ir copiándose todos los archivos necesarios para hacer arrancar los sistemas operativos que tenemos instalados en nuestro equipo, cualquiera que estos sean. Es fundamental que esté colocado sólo, en una partición primaria. El tamaño de la partición en la que vamos a colocar este punto de montaje tiene que ser aproximadamente de 150 MB cada tres sistemas operativos instalados. El tipo de formato de la partición en donde vamos a colocarlo puede ser ext4, por motivos que ya hemos explicado anteriormente.

Las ventajas de tener este tipo de particionado residen en que por ejemplo, queremos actualizar nuestro sistema operativo, porque ha salido una nueva versión o simplemente queremos cambiarlo. Podemos “permitirnos el lujo” de conservar todos nuestros datos del directorio /home y sólo formatear las particiones necesarias para la actualización, como sería la partición del menú raíz (/) o la del arranque (/boot).

MATERIAL DE REFUERZO

Deja un comentario