Redes de Triángulos Irregulares. (TIN)

Redes de Triángulos Irregulares. (TIN)

En esta entrada quería hablar sobre los TIN, qué son y para qué nos sirven. En primer lugar conviene aclarar qué son los TIN (Triangular Irregular Network), como indica el propio nombre son triángulos irregulares dispuestos en forma de red. ¿De donde se obtienen estos triángulos? Estos se obtienen de puntos altimétricos o de los nodos obtenidos de las curvas de nivel, o de una combinación de ambos, (esto sería lo más recomendable) y nos sirven para modelar el relieve. La particularidad de estos triángulos reside en que si trazáramos un circulo alrededor de uno de estos triángulos, el resto de nodos quedarían excluidos del mismo. Es lo que se conoce como triangulación Delaunay.

Ejemplo de cómo un circulo sólo pasa por los tres nodos del triangulo en cuestión. Fuente:Elaboración propia.

Sin embargo, podemos encontrarnos con que las curvas de nivel a partir de las que vamos a realizar nuestro TIN tengan excesivos puntos sobre los que realizar nuestra TIN. ¿Cómo podemos resolver esta cuestión? Por un lado podemos simplificar las líneas con algún software como SEXTANTE, así pues otros programas tienen la capacidad de establecer una tolerancia de proximidad y una tolerancia entre vértices. La fidelidad del TIN con respecto al relieve que trata de representar mejora cuando se toman solamente los puntos relevantes de las curvas de nivel, así como también los puntos importantes, como vértices de montañas, fosos y pasos.

Ejemplo de Triangulación Delaunay. Fuente:Elaboración Propia.

Una forma de mejorar la fidelidad de los TIN es la inclusión de líneas de ruptura, que consisten en la inclusión dentro de la triangulación de algún tipo de capa lineal, como puedan ser cauces fluviales. De tal manera que el relieve del TIN se ve afectado por esta capa que incluimos, fidelizando la representación.

Herramientas de Sextante con Triangulación Delaunay con líneas de ruptura en último término.

Esta forma de representar el relieve tiene sus ventajas y sus desventajas, las ventajas son que en zonas no muy extensas, el tiempo de procesamiento con respecto a un ráster mejora ostensiblemente, así como su almacenamiento en el disco duro, sin embargo, estas ventajas desaparecen cuando estamos trabajando en áreas más extensas. Otro punto de desventaja es que es un tanto complicado deshacerse de la impronta triangular que caracteriza a estas representaciones del relieve con lo que da la impresión de que la representación es un tanto irreal.

Comentarios

  • Chús Román Basols | Oct 2,2012

    Muy interesante el artículo. No se si conoces el programa MDT (Modelo Digital de Terreno), funciona en entorno CAD. Yo lo he manejado y manejo, soy arqueólogo y Topógrafo Práctico. Yo te lo recomiendo, es un programa muy, muy bueno, y en Arqueología se le puede sacar mucho partido. De hecho aquí en Huesca donde resido yo, hay una empresa dedicada al mundo de la Topografía y Arqueología. Son dos ciencias que se interrelacionan mas de lo que nos creemos.
    Saludos cordiales.

    • Luis Miguel Royo Pérez | Oct 2,2012

      Pues no, no lo conocia, ¿podrías pasarme un enlace? Así lo pongo en la página de software y de paso le echo un vistazo. Todo lo que sea aprender cosas nuevas y engrosar el conocimiento es bien recibido.

      • Chus | Nov 22,2012

        El programa se llama, MDT, (Modelo Digital de Terreno) es de al casa APLI TOP, en internet se puede encontrar el programa, pero OJO, parece que trabaja bien pero por ejemplo las cubicaciones pueden dar error. Si hay dudas intentare ayudar.

  • Deja un comentario